¿Necesita ayuda con un proyecto? Nuestros cualificados expertos están preparados para ayudarle.
TECHOS ACÚSTICOS | España

Selección por rendimiento: Acústica (Más información)

Aunque con relación a edificios y techos suspendidos tendemos a hablar generalmente sobre "rendimiento acústico", hemos de definir de un modo más detallado lo que queremos decir, específicamente si nos referimos a "absorción acústica", "reducción del sonido o "atenuación lateral".
 
Absorción acústica (αw o Alpha w) es el proceso por el cual los revestimientos del suelo, de las paredes y del techo de un espacio cerrado contribuyen a la absorción del sonido dentro de la sala mediante la reducción de la cantidad de sonido que se refleja de los mismos. Si una sala es pequeña y se absorbe una gran cantidad de sonido en cada reflexión, el entorno resultante tenderá a ser más silencioso y tendrá un tiempo de reverberación más corto. Por el contrario, si una sala tiene un gran volumen y se absorbe muy poco sonido en cada reflexión, la sala será más "ruidosa" y con un tiempo de reverberación más largo. Los materiales con absorción del sonido afectan, por tanto, al entorno acústico dentro de una sala o espacio cerrado.
 

La reducción del sonido por otro lado, se enmarca dentro de la reducción de la energía del sonido, ya que se transmite entre espacios adyacentes a través de elementos normales de construcción. La reducción del sonido se ve influenciada por la masa y el grosor del elemento que transmite el sonido así como también por si existen huecos o grietas o no en el mismo o en torno a las juntas de su perímetro. Cuanto más pesado (grueso) sea el elemento, menor será el sonido que se transmite a través del mismo y, por consiguiente, mejor será su capacidad de reducción del sonido. Sin embargo, si existen huecos o grietas importantes, la transmisión del sonido se verá mejorada y la reducción potencial del sonido gravemente reducida. Los techos suspendidos son inusuales ya que la reducción del sonido a través de los mismos puede medirse de dos formas completamente diferentes en función de la ubicación de la fuente del sonido. . Índice de reducción del sonido (R o Rw) es la medida cuando el sonido pasa verticalmente a través del techo una vez, por ejemplo cuando la fuente del sonido se encuentra en el plenum situado encima del techo.
 

Sin embargo, la Atenuación lateral (Dnc o Dncw) es la medida cuando la fuente del sonido se encuentra en un área adyacente y el sonido se transmite horizontalmente a través del techo dos veces mediante el pleno de techo común.
 

Por eso es muy importante comprender las diferencias entre estas dos mediciones porque cada una de ellas dará un resultado diferente para el mismo tipo de techo.
 
Una de las mediciones principales para un entorno acústico de calidad es la consecución de un Tiempo de reverberación óptimo. Éste es la medida de la persistencia de un sonido hasta su desaparición en una sala y nos dice lo "viva" o "muerta" que será la acústica de una sala y lo altos o bajos que serán sus niveles de ruido. Está relacionado con la cantidad de absorción de sonido existente. Para cualquier sala, dependiendo de su tamaño y de si se va a utilizar primordialmente para discursos o música, existirá un intervalo de tiempo de reverberación óptimo.
 
Por ejemplo, el tiempo de reverberación para la voz no deberá ser demasiado largo (0,8 segundos es un buen límite superior); de otro modo, los sonidos sucesivos del discurso se solaparán con la consiguiente pérdida de inteligibilidad. Sin embargo, si es demasiado corto (< 0,4 segundos), el espacio podría parecer "sin vida", sin ningún refuerzo obvio de la sala, y esto puede hacer que las conversaciones resulten extremadamente difíciles, especialmente al dirigirse a un grupo de personas en la distancia como es el caso en aulas de enseñanza o en salas de reuniones. Para los profesores que imparten clases durante 5 ó 6 horas al día en entornos "sin vida", las consecuencias pueden ser la fatiga, los dolores de garganta y la pérdida de inspiración.

Sin embargo, las actividades musicales se benefician de unos tiempos de reverberación más largos, con la consiguiente armonización de las notas sucesivas y la plenitud de tono resultante. No obstante, si el tiempo de reverberación es demasiado largo, el sonido recibido perderá nitidez y parecerá "turbio" y, si es demasiado corto, el sonido será "seco", los intérpretes parecerán distantes y al sonido le faltará "calidez" y "envoltura".
 
Por ello, sea cual sea la aplicación, el tiempo de reverberación deberá optimizarse para el espacio específico y no ser ni demasiado largo ni demasiado corto. Demasiada absorción acústica cuando no es necesaria es tan inaceptable como demasiado poca cuando sí lo es!
Haga clic aquí para descubrir las soluciones acústicas recomendadas por Armstrong
 
Más información:
Haga clic aquí para obtener más información sobre las características acústicas
Volver atrás y seleccionar otros criterios
Haga clic en los productos encontrados para obtener más datos
Búsqueda por referencia para encontrar soluciones acústicas específicas
Ir a la sección de los certificados para cargar los ensayos acústicos

 


Productos

Noticias destacadas

Soporte técnico

Búsqueda